Food & Cook: 1/10/10 - 1/11/10

31.10.10

Whole Kitchen Magazine: Especial Bundt Cake


Nuevamente vengo que una noticia relacionada con un nuevo proyecto y es que siempre digo lo mismo, hay momentos en la vida en los que te viene una cosa detrás de otra, y la verdad, desde hace algunos meses, esto no ha dejado de sucederme, sin duda estoy muy agradecida por todo.


Hoy os quiero contar el nuevo proyecto con el que nos hemos iniciado mi compañera Beatriz y yo para Whole Kitchen, se trata de una revista online que editaremos mensualmente y que estará llena de contenidos en torno al mundo de la gastronomía, la cual contendrá tanto recetas, así como distintos artículos y mucho más.


Y para nuestro estreno hemos tenido la mejor de las madrinas que pudiera existir, mi amiga Beatriz Roque, de El rincón de Bea , la cual ha colaborado en nuestro primer número y seguro que lo hará en muchos más, porque ha sido un enorme placer trabajar con ella, una persona sencilla con la cual es fácil entenderse y con la que confluyen muchas cosas en común que hacen que todo sea rodado, Bea ya te lo he dicho personalmente pero ahora lo hago público, gracias de todo corazón.


Y bueno, no quiero extenderme mucho más, solo que visitéis Whole Kitchen y veáis allí el resto de noticias y novedades que se van a producir ...


Gracias a todos

28.10.10

Tarta salada de bok choy, bacon y stilton, y Mousse de yogurt

Como os comenté hará un par de post, este viernes pasado tuve la sesión fotográfica de la cual os hablé y por la que me sentía un poco nerviosa, pues bien, al final fue todo genial, los nervios desaparecieron en pocos minutos y me sentí como en casa, estuve rodeada de gente amable, encantadora y muy divertida, con la cual pasé un día estupendo compartiendo experiencias y aprendiendo mucho de todos ellos, tanto Emily, Anne y Carlota me hicieron sentir una más del equipo, gracias chicas, nos volvemos a ver el próximo viernes.


Emily nos trajo a todas unas pequeñas cajitas llenas de deliciosas verduras frescas y entre ellas se encontraban estos Bok Choy, una verdura de la familia de las coles, aunque a mí me recuerdan un poco a las acelgas, que tienen unos tallos anchos muy firmes y crujientes de un tono blanco o verde pálido en algunas ocasiones y unas hojas grandes de color vede más oscuro.

Se utiliza mucho en la cocina asiática, tanto para saltear, como en sopas, o cocida y como acompañamiento de otros platos, a mí me gusta especialmente salteada.


Existe una variedad más pequeña que son las Baby bok choy, que son las que suelo comprar y las que venden en la mayoría de los supermercados de mi zona, pero en esta ocasión eran las Bok Choy grandes, nunca las había visto y se ven hermosas y absolutamente deliciosas.

Preparé varios platos con todas ellas, un wok delicioso, hacía tiempo que no preparaba uno, y esta tarta salada, que es realmente deliciosa y con mucho carácter gracias al queso Stilton, un queso azúl inglés delicioso que es considerado junto con el Roquefort y el Gorgonzola uno de los mejores quesos azules del mundo, sin duda para los que nos gustan estos quesos es extraordinario y realmente delicioso, me gusta especialmente el Colston Basset.


Si no tenéis la oportunidad de encontrar esta verdura podéis sustituirla por acelgas, os quedará igual de rica, así como el queso, si no sois de quesos fuertes siempre podéis optar por un queso más cremoso o añadirle un poco de queso rulo, que os dará intensidad pero no tan fuerte quizás como el queso azul.

También preparé la masa de la tarta, y aunque es muy sencilla y rápida de elaborar puede que haya ocasiones en la que no tengáis ganas, por lo que siempre podéis optar por una refrigerada.


Preparé como postre ese mismo día un Mousse de yogurt, un postre del cual he realizado varias versiones, empecé con el de Paco Torreblanca, pero para mi gusto el sabor a yogur es casi imperceptible, así que poco a poco he ido elaborando distintas opciones, unas con nata, esta de hoy, otras solo con claras y otras mitad clara y mitad nata, poco a poco iré subiendo las distintas recetas.


Esta que os presento hoy es muy suave, cremosa y con un delicado sabor a yogurt, queda realmente deliciosa y con una textura aireada extraordinaria, un postre ligero ideal para no cargarnos demasiado al final de una comida o perfecto para disfrutar en cualquier momento del día.


Tarta salada de bok choy, bacon y stilton, y Mousse de yogurt


Para la masa: por Michel Roux

  • 250 gr. de harina
  • 125 gr. de mantequilla ablandada cortada en dados
  • 1 huevo
  • 1 cdta de sal fina
  • 40 ml de agua helada

Preparación

Esto lo podemos hacer tanto manual como en nuestra batidora eléctrica tipo Kitchen Aid, empiezo describiendo el proceso manual.


Ponemos la harina en la superficie de trabajo formando un montoncito, hacemos un hueco en el centro y añadimos la mantequilla, el huevo y la sal.


Con la punta de los dedos, mezclamos y amasamos los ingredientes en el hueco. Poco a poco, llevamos la harina hacia el centro y amasamos la mezcla hasta obtener una textura granulada. A continuación añadimos el agua y mezclamos bien hasta que la masa se ligue.


Con la palma de la mano, amasamos la mezcla hasta que nos quede firme. Seguidamente formamos una bola y la envolvemos en film transparente, la introducimos en el frigorífico al menos durante una hora.

  • Esta masa aguanta en el frigorífico durante una semana y en el congelador tres meses.

Para el relleno

  • 1 cebolla grande
  • 160 gr. de bok choy (podéis sustituirlo como os he indicado arriba)
  • 80 gr. de bacon
  • 2 huevos
  • 150 ml. de nata
  • 40 gr. de queso blue stilton
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez Moscada
  • Pimienta rosa
  • Aceite de oliva


Preparación

Empezamos preparando las verduras, para ello cortaremos en trozos pequeños tanto la cebolla como el bok choy. Seguidamente ponemos un poco de aceite en una sartén y cuando esté el aceite caliente añadimos la cebolla y un poco de sal y la rehogamos durante unos minutos, seguidamente añadimos el bok choy y continuamos rehogando hasta conseguir que las verduras nos queden ligeramente tiernas, unos 4-5 minutos, momento en el cual añadimos el bacon y lo rehogamos un par de minutos más.


En un bol ponemos los huevos y los batimos, añadimos la nata, la sal, la pimienta y la nuez moscada y volvemos a batir hasta integrar.



PREPARACIÓN DE LA TARTA

Ahora estiramos nuestra masa, con un grosor aproximado de unos 3 mm, y la depositamos sobre nuestro molde enharinado, cortamos los bordes, le ponemos la cubrimos con papel vegetal y le depositamos peso encima con las bolitas de cerámica, o si no disponéis de ellas con cualquier legumbre como judías o garbanzos. La introducimos en el horno, precalentado a 180º durante unos 30 minutos.


Una vez tengamos la masa lista, añadimos el relleno a la base, pero sin que contenga aceite si fuese así escurrirlo bien, ya que nos humedecería la masa, y continuamos añadiendo la mezcla de huevos y nata sobre la tarta, esparcimos un poco de queso por la parte superior y culminamos con un poco de pimienta rosa.


Lo introducimos nuestra tarta en el horno, precalentado a 180º, y la dejamos hornear durante unos 15-20 minutos o hasta que veamos que pinchamos con una aguja en el centro y salga limpia.


Mousse de yogurt

  • 260 gr. de yogurt
  • 230 gr. de nata líquida para montar
  • 70 gr. de azúcar glas
  • 7 gr. de gelatina en polvo
  • 50 ml. de agua


Preparación

Empezamos hidratando la gelatina, para ello pondremos en un cuenco la gelatina en polvo y el agua, la dejaremos durante unos 5 minutos. Reservamos.


En el bol de nuestra batidora ponemos la nata y con el accesorio varillas vamos montando la nata, cuando empiece a adquirir volumen empezamos a añadir el azúcar en forma de lluvia y la dejamos montar por completo.


En otro bol pondremos el yogur y lo batimos ligeramente hasta conseguir que nos quede una mezcla homogénea y lisa.


Ponemos en el microondas la gelatina hidratada y la calentamos hasta dejarla líquida, un minuto aproximadamente, y la incorporamos al yogur, lo mezclamos hasta integrar..


Seguidamente incorporamos la mezcla de yogur a la nata montada en dos veces con movimientos suaves para que no se nos baje el volumen de la misma.


Una vez integrada, pasamos la mezcla a los recipientes que vayamos a utilizar y lo refrigeramos al menos 6 horas antes de tomar.


Que lo disfrutéis¡¡

25.10.10

Biscotti de Chocolate y avellanas, y Biscotti de Pistacho y arándanos

Este fin de semana ha sido especialmente bueno, he disfrutado de mi casa, diréis bueno eso no es gran cosa, pero os aseguro que para mí ha sido magnífico y es que los fines de semana son muy ajetreados y es raro el día que estamos en casa, casi siempre estamos fuera, ya sea por una cosa u otra, y este Quique y yo hemos decidido hacer encierro y pasarlo descansando, viendo la tele, organizando agenda, contestado mensajes, cocinando y haciendo algunas tareas como arreglar el vestidor y es que los días de fría están llegando y al final siempre me pilla el toro ...


Entre tanto el sábado tuvimos cena con amigos, pero en casa y por la tarde estuve relajadamente cocinando, y como no, preparé estos ricos biscotti de pistacho y arándanos, que los puse junto con la pannacotta de chocolate que hice hace tiempo.


También hice los de chocolate, estos nunca los había probado y tengo que decir que me han parecido deliciosos, y no sé porque pero el sabor me transportaba ligeramente a la navidad ... puede se cosa mía, pero esa fue la sensación de todos.


Los encuentro perfectos para disfrutar en una sobremesa, ya sea con un poco de vino o licor, o con un café o té, sin duda son ideales para este momento. También ricos para tomar en una merienda.


Preparé unos pocos para regalo, y quedaron preciosos, es algo que sin duda haré estas navidades, además he pensado en preparar unos con especias, como la canela, el jengibre y la pimienta, sabores muy propios e esas fechas y que a mí me encantan.


Se que sois muchos los que no os habéis puesto con estas galletas, pero os animo a prepararlas ya que son deliciosas, con una textura crujiente y con un sabor exquisito, además mientras ser hornea desprende un olor maravilloso que inunda toda la casa.

Podéis hacerlo con muchos ingredientes y personalizarlo según vuestros gustos, a mí me han parecido exquisitos los de pistacho y arándanos, una unión de sabores que me encanta, también son deliciosos los de chocolate que para mi gusto quedan deliciosos con avellanas, pero como siempre os digo lo mejor es adaptarlo a vuestros gustos.


Y para terminar sólo decir que en este tipo de recetas con ingredientes sencillos, es primordial la calidad de los mismos, así como la frescura de los frutos secos, ya que el sabor resultante variará mucho de no ser así. Ultimamente las recetas que utilizo con chocolate están elaboradas con Valhora, un chocolate extraordinario que aporta un sabor único en las preparaciones y el cual os recomiendo probar, especialmente con determinados postres, en los que el chocolate adquiere un protagonismo especial.


Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el m de Octubre nos invita a preparar un clásico de la repostería italiana los Biscotti.


BISCOTTI de Chocolate y avellanas y BISCOTTI de Pistacho y arándanos


Biscotti de pistacho y arándanos


260 gr. de harina

150 gr. de azúcar

3 huevos

75 gr. de pistachos naturales

60 gr. de arándanos secos

5 gr. de levadura en polvo

1 pizca de sal

1 cdta. de extracto de vainilla


Preparación


En un bol batimos ligeramente los huevos junto con el extracto de vainilla y reservamos.


En el cuenco de nuestra batidora eléctrica (o manualmente), combinamos el azúcar, la harina, la levadura y la sal, sólo unos segundos, seguidamente añadimos la mezcla mitad de la mezcla de huevos, añadimos los pistachos troceados junto con los arándanos y volvemos a mezclar unos segundos, seguidamente añadimos el resto de huevos y volvemos a batir hasta quel a masa nos quede firme.


Pasamos la masa a una superficie enharinada (es una masa muy pegajosa) y le damos forma rectangular a modo de rollo, luego podemos optar por dejarla de una sola pieza, nos quedarán unos biscotti más grandes o dividirla en dos yo la he dejado de una sola pieza, me gusta más este tamaño, considero que se degústan mucho mejor.


Pasamos la masa a la bandeja donde la vayamos a hornear y la introducimos en el horno, precalentado a 180º, durante unos 30 minutos, o hasta que veamos que está firme al tacto y ligeramente dorado.


Sacamos la masa del horno, lo dejamos enfriar ligeramente durante unos 10 minutos. Lo cortamos en rodajas de unos 2 cm, lo volvemos a poner sobre la bandeja de hornear de forma organizada, lo introducimos nuevamente en el horno durante 10 minutos, pasado este tiempo, lo sacamos, le damos la vuelta a las piezas y lo volvemos a introducir otros 10 minutos más.


Lo retiramos del horno y lo dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.


Biscotti de chocolate y avellanas


230 gr. de harina

120 gr. de chocolate

160 gr. de azúcar

50 gr. de azúcar morena

150 gr. de avellanas

30 gr. de cacao en polvo

5 gr. de bicarbonato sódico

1/4 cdta. de sal

3 huevos

1+1/2 cdta. de extracto de vainilla.


Preparación


Empezamos rallando el chocolate y lo añadimos al azúcar, lo mezclamos y reservamos.


En un bol batimos ligeramente los huevos junto con el extracto de vainilla


En el cuenco de nuestra batidora eléctrica (o manualmente), combinamos la mezcla de azúcar y chocolate, la harina, el cacao en polvo, el bicarbonáto y la sal, sólo unos segundos, seguidamente añadimos la mitad de la mezcla de huevos poco a poco, y batimos, seguidamente añadimos las avellanas troceadas gruesamente y volvemos a mezclar, continuamos añadiendo el resto del huevo y volvemos a batir hasta conseguir una masa más firme.


Pasamos la masa a una superficie enharinada (es una masa muy pegajosa) y le damos forma rectangular a modo de rollo, seguidamente la pasamos a la bandeja donde la vayamos a hornear y la introducimos en el horno, precalentado a 180º, durante unos 30 minutos o hasta que veamos que está firme al tacto y ligeramente dorado.


Sacamos la masa del horno, lo dejamos enfriar ligeramente durante unos 10 minutos. Lo cortamos en rodajas de unos 2 cm, lo volvemos a poner sobre la bandeja de hornear de forma organizada, lo introdicimos nuevamente en el horno durante 15 minutos, pasado este tiempo, lo sacamos, le damos la vuelta a las piezas y lo volvemos a introducir otros 15 minutos más.


Lo retiramos del horno y lo dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.


Que lo disfrutéis ¡¡

22.10.10

Malvaviscos, Marshmallows, Pâte de Guimauve ... o Nubes

Todos los que me conocéis y seguís el blog sabeis que disfruto mucho de los dulces, y que en casa son una constante, pues bien, más allá de ellos otra de nuestras grandes tentaciones son las golosinas y en casa siempre hay un bote lleno de ellas a punto para endulzarnos cualquier momento.


Las preferidas de Quique son los malvaviscos o más conocido como nubes, que junto con el regaliz nos hacen disfrutar de estos pequeños placeres. Yo admito que en esto de los malvaviscos soy algo más delicada que él, y no todos me gustan, especialmente los de colores, los encuentro demasiado empalagosos y en algunas ocasiones ligeramente secos. Aunque si que disfruto muchísimo con un autentico malvavisco esponjoso, jugoso y con un sabor dulce delicado. Además ahora que ya ha refrescado es delicioso disfrutar de una taza de chocolate caliente con unos mini-marsmallows encima, fundiéndose ligeramente ... umm, sin duda es un momento único.


Recuerdo que la primera vez que fui a Florida y probé los Chocolate marshmallow pop, un malvavisco muy suave, jugoso y con una textura esponja tan bueno que me pareció lo más rico que jamás había probado, pero claro esta experiencia luego se sucedió en contadas ocasiones, algún que otro viaje y poco más ... y es que las que hay aquí no tienen demasiado que ver que aquella textura.


Sin embargo cuando comienzo mi andadura bloguera empiezo a descubrir muchas recetas de malvaviscos, algunas españolas, aunque luego hablaré de ellas y un amplio abanico de recetas en blogs extranjeros principalmente americanos y franceses. Inicialmente me da un poco de pavor, ya que el asunto de llevar el azúcar a ebullición y que consiga cierto grado de temperatura, sin excederse, etc., me crean un profundo respeto, claro está hasta el día que te pones y descubres que es coser y cantar .. entonces descubres un mundo muy amplio de sabores y de usos.


El año pasado por estas fechas fuimos a Londres, y cuando pasamos por Fortnum & Mason compramos unos marshmallows de sabores realmente delicados, frambuesa, menta, fruta de la pasión y muchos más, era un bocado exquisito con unos sabores inusuales y toda una delicatessen, así que mi intriga comienza a aumentar mucho más y comienzo nueva fase ... darle ese sabor natural tan exquisito, y cuando este verano nos vamos a Paris ya aumenta mi deseo por esta exquisitez, y es que ver tantas Pâte de Guimauve, así se llaman en francés, de delicados sabores de flores, como violetas, rosas, jazmín, incluso otras de chocolate ... me hacen caer rendida, jamás probé algo tan delicado y rico en torno a esta golosina.


En una de mis visitas a Enjuliana compré fruta en polvo, concretamente frambuesa, la cual tienen un sinfín de usos, otro día hablaré de ellas y también flor de violeta cristalizada, la cuales me encantan, y aunque tenía en casa una cajita que compré en Demel, ya me quedaba poco, así que me traje también de allí, y este verano me compré en el viaje pétalos de rosas y otras frutas más en polvo, así que con todo estos ingredientes tan delicados empiezo a probar.


Hasta llegar a mi receta perfecta he pasado por varias, admito que soy bastante persistente cuando busco el resultado final de un determinado sabor y hasta que no lo consigo no paro, pues bien tras varias pruebas ya he conseguido el resultado que deseaba, unos malvaviscos extraordinarios con un sabor delicioso, muy esponjosos.


El origen de los malvaviscos, pâte de guimauve o marshmallows, se inicia en Francia donde se empiezan a hacer con el jugo gosomo de la raíz del malvavisco, inicialmente se preparaban mezclando el jugo con los huevos y el azúcar y se batía hasta formar una espuma, aunque actualmente se hacen combinando gelatina y jarabe de azúcar o glucosa, azúcar y batiendo la mezcla para incorporar burbujas de aire. También existe la posibilidad de prepararlos con clara de huevo, próximamente subiré la receta, son más ligeros y para otros usos me gusta especialmente.


Uno de los ingredientes principales en la elaboración de los malvaviscos es el jarabe de maíz rico en fructosa, el cual le otorga a estos más cuerpo y hace la mezcla más masticable, jugosa y evita la perdida de humedad.


El jarabe de maiz o corn syrup, como lo encontraremos generalmente comercializado, es un ingrediente que no se utiliza con demasiada frecuencia en los hogares en nuestro país, aunque si es muy común entre los reposteros, actualmente lo venden en el gourmet de ECI y tiendas online, pero que igualmente puede ser sustituido por la glucosa, ya que practicamente es lo mismo.


Aquí os dejo un post específico sobre este ingrediente y como sustituirlo.


En la mayoría de las recetas españolas prescinden del jarabe de maíz pero os diré que es incomparable el sabor y la textura que adquieren con él, así mismo otro punto a destacar es que las que son de sabores están hechas con gelatinas de frutas y estas les proporcionan un sabor más artificial al malvavisco y completamente distinto al que puedan dar los ingredientes naturales.


Os animo a prepararlas, descubriréis en ellos una golosina exquisita, con muchas posibilidades en cuanto a sabores y formas, y con la opción de hacerlas con ingredientes naturales, como puede ser fruta deshidrata, en polvo, cítricos, especias, esta en concreto es la última que he preparado para un futuro post, de chocolate, las cuales tengo pensadas hacer este fin de semana, y todas las ideas que se os ocurran. La elaboración es absolutamente sencilla, el tiempo en prepararlo mínimo y el resultado maravillo,


Ni que decir tiene que estos malvaviscos preparados en bolsas para regalo son un detalle único, sobre todo si elegís preparar algunas de sabores, quedarán sorprendidos¡¡


INGREDIENTES:

  • 20 gr. de gelatina en polvo
  • 90 ml de agua
  • 320 gr. de azúcar
  • 60 ml de agua
  • 200 gr. de Corn light Syrup (jarabe de maíz) o Glucosa
  • 1 y 1/2 cdta. de extracto de vainilla
  • 1/2 cdta. de sal.

Malvaviscos de Violetas


50 gr. de flores de violetas cristalizadas



MALVAVISCOS (Pâte de guimauve o Marshmallows)


1. Empezaremos hidratando la gelatina, para ello pondremos en un bol la gelatina y los 90 ml. de agua y lo dejamos reposar mientras vamos elaborando el resto de la preparación.


2. En un cazo ponemos el azúcar, los 60 ml. de agua y el jarabe de maiz, lo ponemos a fuego medio, lo removemos ligeramente y lo dejamos llevar a ebullición hasta que alcance una temperatura de 115º, momento en el cual lo retiramos del fuego. (es muy importante no excederse en la temperatura, ya que si la supera carameliza)


3. Seguidamente añadimos al bol de nuestra batidora eléctrica la gelatina, la batimos unos segundos, simplemente para que se desapelmace, utilizamos el accesorio varillas y con la batidora en velocidad baja vamos añadiendo la mezcla que hemos preparado, seguidamente subimos a velocidad media-alta y lo dejamos batir durante unos menos 10-15 minutos, hasta obtener una mezcla consistente y firme, como si fuese un merengue duro. A mitad de este proceso añadimos la vainilla y la sal.


4. Luego pasamos esa mezcla a una fuente la cual habremos enharinado* o engrasada, yo lo pulverizo con Bake Easy, queda perfecto, luego depositamos la masa, la nivelamos y pulverizamos ligeramente con el spray antiadherente y lo cubrimos con papel vegetal.


5. Lo dejamos reposar durante 12 horas. Una vez haya pasado el tiempo de reposo, lo desmoldamos sobre una superficie con un poco de azúcar glas esparcida, lo cortamos en tiras y luego en cuadrados. También podemos utilizar cortadores de diversas formas.


Las rebozamos todas con azúcar glas, y luego con la ayuda de un colador las agitamos hasta eliminar el máximo posible de azúcar de las mismas.


* Si no disponemos de bake easy, podemos espolvorear nuestro molde con un poco de maicena, o azúcar glas, y seguimos el mismo proceso descrito anteriormente.


Malvaviscos de Violetas


Para hacer los malvaviscos de sabor violeta, tendremos que poner las flores caramelizadas en un mortero, triturarlas y añadirlas a en el apartado 2 al cazo junto con el resto de ingredientes.


La violeta aporta por sí sola color a la preparación, pero si deseamos añadir un tono más acentuado al mismo, sólo tenemos que añadir un poco de colorante en el punto 3, sustituyendo la vainilla por este.


Que lo disfrutéis¡¡


18.10.10

Chili con carne

Esta pasada semana ha sido especialmente importante y no sólo por las celebraciones y momentos especiales que he vivido, sino porque el poder disfrutar de la compañía de los seres queridos y de los amigos me hace sentir muy feliz, y es que estos días de puente han sido muy enriquecedores, incluso he tenido la oportunidad de ponerme al día con muchas cosas que tenía pendientes, aún no me lo creo. Y entre todo ello he tenido tiempo para disfrutar relajadamente de la cocina, de preparar y proyectar a corto-medio plazo mis post, y cómo no, organizar mi agenda que sinceramente, falta le hacía.

Y una receta que tenía especialmente ganas de publicar en el blog era el Chili con carne, un plato absolutamente delicioso y no muy popular entre nosotros, pero que una vez pruebas repites una y otra vez, su sabor es exquisito, además podríamos decir que podemos disfrutarlo de dos formas muy distintas, a modo de plato principal con un rico acompañamiento, como puede ser el arroz, o como un delicioso snack para compartir, con tortitas, guacamole, etc. Si eliges esta última opción para una comida informal entre amigos, te aseguro que quedarán impresionados.


Es un plato fundamentalmente especiado, aunque por supuesto esto es algo opcional, pero que sin duda le da el caracter y un delicioso sabor al guiso. No es especialmente picante, aunque siempre podemos agregar más o menos según el gusto de cada cual, sobre el resto de las especias os aconsejaría que no quitáseis nada, especialmente los que no están muy familiarizados con utilizar especias en sus preparaciones, ya que le otorgan un sabor único, nada pronunciado, pero sin duda necesario.


Es un plato muy completo ya que en el disfrutaremos de verduras, carne y legumbres. El equilibro que mantiene esta receta con las proporciones de sus ingredientes creo que es el idóneo, aunque si queréis prescindir de algo, como las alubias, a muchos no les gusta, podéis hacerlo, queda igual de sabroso.

El chili con carne es el plato oficial del Estado de Texas, en Estados Unidos y como ocurre con tantos otros que conforman la gastronomía la discrepancia sobre su origen es incierta, algunos dicen que es mexicano, otros que no.


El término chili es una corrupción del español chile, aunque específicamente este plato es mayormente conocido en español, como chili con carne. También existen versiones vegetarianas conocidas como chili en las que o se suprime la carne o bien se sustituye por otros ingredientes.



Y como os decía antes los buenos momentos no dejan de sucederse, y esta próxima semana será bastante especial ya que voy a realizar mi primer trabajo fotográfico de una forma profesional.


Hará como algo más de un mes me llamaron por si quería realizar un folleto publicitario de alimentos, y tras las conversaciones y planificación ya ha llegado el día, el próximo viernes comienzo, estoy algo nerviosa, nunca he realizado nada de forma profesional, aunque a la vez muy feliz, es una sensación extraña, pero que sin duda espero salga bien.



Y ahora a la receta,


Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de Octubre nos invita a preparar todo un clásico de la cocina Tex-Mex, un Chili con Carne


INGREDIENTES:

  • 2 cebollas medianas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 zanahorias medianas
  • 2 pencas de apio
  • 2 pimientos rojos
  • 1 cdta. de guindilla en polvo
  • 1 cdta. de comino molido
  • 1 cdta. de canela molida
  • sal marina
  • pimienta negra recién molida
  • 700 gr. de alubias rojas cocidas
  • 800 gr. de tomate de lata troceado (yo utilicé salsa de tomate casera)
  • 500 gr. de carne de ternera picada
  • 1 manojo de cilantro fresco
  • 2 cdas. de vinagre balsámico
  • aceite de oliva


Acompañamiento

  • Arroz
  • Guacamole
  • Nata Agría


CHILI CON CARNE

Adaptada de MINISTRY OF FOOD Escuela de Cocina by Jamie Oliver


Lo primero que haremos será preparar nuestras judias, para ello las pondremos sumergidas en un recipiente con abundante agua fría y las dejaremos en remojo durante unas 12 horas aproximadamente, lo ideal es dejarlas durante la noche, así las tendremos disponibles al día siguiente.


Comenzamos nuestra receta y lo hacemos cociendo las judias, para ello podremos en una olla agua fría y las judias, normalmente el agua tienen que superar a las judias en unos 8 cm, y las dejaremos cocer durante una hora aproximadamente o hasta que veamos que están tiernas, si lo hacemos en la olla a presión, el tiempo se acorta.


Sacamos nuestras judias, las escurrimos y reservamos.


Empezamos a preparar nuestras verduras, por lo que picaremos las cebollas, el ajo, las zanahorias y el apio en trozos pequeños en dados y dados.


Continuamos partiendo por la mitad los pimientos rojos, retiramos los tallos y las semillas y lo picamos (aquí podéis hacerlo fino o grueso, según vuestro gusto).


Pondremos en una cazuela a fuego medio el aceite y vertimos todas las verduras que hemos picado sobre él, añadimos la guindilla, el comino, la canela, la pimienta y la sal marina, lo dejamos freír todo sin dejar de remover hasta que veamos que las verduras estén tiernas, unos 7 minutos aproximadamente.


Seguidametne agregamos la carne picada, y la vamos desaciendo con la espátula de madera hasta que nos quede suelta, continuamos añadiendo el tomate y las judías, le añadimos unos 400 ml. de agua. Añadimos también el cilantro, solo vamos a utilizar los tallos picados muy pequeños, junto con el vinagre balsámico y lo llevamos a ebullición, y una vez llegado a este punto lo dejamos cocer todo a fuego bajo con un suave hervor, con la cazuela medio tapada y durante una hora, removiendo de vez en cuando para que no se nos pegue.


Para acompañar podeís hacer arroz cocido, o con un suave guacamole y una crema fresca quedará delicioso.


Que lo disfrutéis¡¡

Related Posts with Thumbnails