Food & Cook: 1/05/10 - 1/06/10

20.5.10

Nace WHOLE KITCHEN

Pués ya ha llegado el día, los que me seguís sabéis que he estado un poco alejada del blog y en alguna que otra ocasión os comenté que estaba sumergida en un nuevo proyecto, pues bién, hoy nace ese proyecto que comparto con tres grandes amigas, Beatriz, Begoña y Paloma.

Se trata de Whole Kitchen es un espacio dedicado a todo lo que acontece en el mundo de la cocina, reflejando así el auge que la gastronomía posee en estos momentos.


Nuestro objetivo es inspirar, unir, informar y entretener a una comunidad de personas entusiastas y apasionadas por la gastronomía, que desean conocer cada día más de este maravilloso mundo y que no cesan en su interés por conocer cada día más.

Hemos formado el Círculo Whole Kitchen, un lugar de encuentro donde aprender y compartir nuestras experiencias en la cocina, y la forma que hemos elegido para hacerlo es elaborando diferentes recetas que propondremos a través de propuestas mensuales, para que entre todos nos enriquezcamos de la diversidad y pluralidad que esto nos puedo ofrecer. Podreís ver aquí con más detalle que es el Circulo Whole Kitchen.

Deseamos disfruten de nuestro espíritu
Bienvenidos a Whole kitchen

11.5.10

CHOCOLATE BUNDT CAKE (The Darkest Chocolate Cake Ever))

Este fin de semana he preparado este cake, como muchos de vosotros sabéis me encantan este tipo de pasteles y no me canso de tener siempre un buen bocado de un delicioso pastel casero. Incluso llegando estas fechas más cálidas, me gusta disfrutarlo con una cremosa bola de helado ... combinación perfecta donde las haya que incrementa más aún lo extraordinario que puede llegar a ser un simple bizcocho.


Aunque este no es un simple bizcocho, noo .. es un Bundt Cake, todo un clásico de la repostería norteamericana.




Su peculiaridad más destacable (además de la densidad de sus texturas) es el molde donde se elabora, un molde de rosca de origen Alemán con los laterales profundamente ondulados, con los que conseguimos unas formas muy marcadas en los pasteles, y que nos hará crear unos espléndidos y vistosos bizcochos.


La compañía Nordic Ware es la que patentó el actual molde, su historia es muy original, Bea de El rincón de Bea, nos narra y nos transporta a la importancia que este original cake tiene en la gastronomía norteamericana, donde hace ya muchos años disfrutan de estos magníficos moldes, en multitud de formas. Yo tengo dos de ellos, el Original Bundt Cake que editaron para su aniversario y el Heritage Bundt Cake, ambos me encanta y son como un fondo de armario.



A principios de año compré estos moldes en Enjuliana, allí podréis encontrar una amplia gama de esta marca, así como el libro “Bundt” con multitud de recetas y un sinfín de accesorios como el termómetro que adquirí, muy recomendable.


Todo lo que os puedo decir de estos moldes es que son magníficos, su desmolde es perfecto, el más mínimo detalle que puedas ver en todas sus variantes aparecerá reflejado en tu bizcocho, algo que no ocurre con demasiada frecuencia con otros moldes. Existen muchas imitaciones en el mercado, pero los originales tiene impreso el nombre en el molde, ahh y una peculiaridad original de ellos es que el tubo central del molde original está acanalado, lo que lo distingue de los demás y lo que nos proporciona un desmolde fácil.


Esta versión que os traigo es todo un disfrute, es un bizcocho denso, con un intenso sabor a chocolate y con una jugosidad y humedad maravillosa. Este tipo de bizcochos son mis preferidos, son de estos que pasan los días y siguen estando igual de buenos o incluso más ..., manteniendo su humedad y textura como el primer día.


Con un mínimo de acompañamiento, como helado, nata, unas bayas o con un simple glaseado de chocolate transformaremos este delicioso pastel en un postre espléndido.


Y para los que no tengáis este molde, sobra decir que con cualquier otro podéis elaborarlo ... así que disfrutad de él.



INGREDIENTES


224 gr. de mantequilla

410 gr. de azúcar

4 huevos

360 gr. de harina

15 gr. de bicarbonato sódico

1 pizca de sal

240 ml. de buttermilk * (mas abajo encontrareis un detalle de este ingrediente y de como obtenerlo)

65 gr. de cacao en polvo

160 ml. de agua

2 cdtas. de extracto de vainilla



CHOCOLATE BUNDT CAKE


En el bol de la batidora (o en un bol si lo hacemos manualmente) ponemos la mantequilla y el azúcar, mezclamos hasta obtener una masa ligera y esponjosa.


Añadimos los huevos uno a uno y batimos bien después de cada adicción.


En un bol tamizamos la harina, la sal y el bicarbonato sódico y se lo añadimos a la masa anterior alternándola con la buttermilk, lo haremos en tres adicciones.


Ponemos el agua a hervir (o en el microondas) y cuando llegue a ebullición se lo añadimos al cacao en polvo, mezclamos hasta formar una masa homogénea.


Añadimos esta mezcla suavemente a la masa, junto con el extracto de vainilla y lo batimos hasta que estén integrados todos los ingredientes.


Engrasamos el molde, a mí me gusta utilizar “bake easy” de wilton, pero si no disponéis o no os gusta, pues con un poco de mantequilla y harina.


Vertimos la mezcla sobre el molde y lo introducimos en el horno, precalentado a 180º, durante 60 minutos aproximadamente, o hasta que pinchemos y veamos que nuestra aguja sale limpia.


Como veis en las fotos, compré el termómetro para los bizcochos, la verdad es que va genial, ya que comprobamos de una forma fiable que la preparación no está cruda.


Cuando nuestro bizcocho esté terminado, lo sacamos y lo dejamos unos minutos hasta que se enfrío dentro del molde, a continuación lo sacamos y lo dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.


-------------------------------------------------------------------------------------------------------


* BUTTERMILK: La buttermilk es suero de leche resultante de la elaboración de la mantequilla, y es muy empleado en la cocina, ya que la reacción que tiene con el bicarbonato produce una textura ligera.


No es muy común encontrarlo en nuestros supermercados, pero en las zonas de costa, como es aquí en Málaga, se encuentra con total normalidad, debido a la cantidad de extranjeros que residen en la zona.


Para los que no lo encontréis con facilidad, decir que se puede obtener de una forma casera, para ellos tenéis que poner en un bol 240 ml. de leche, añadirle una cucharada rasa de vinagre o de zumo de limón y dejarlo reposar durante 10 minutos a temperatura ambiente. Transcurrido este tiempo lo mezclamos todo y ya tendremos nuestra buttermilk casera lista para usar.


Que lo disfrutéis.


4.5.10

MACARONS DE CHOCOLATE


Como podéis comprobar muchos de vosotros, llevo un tiempo algo desconectada ... y es que como os comenté en anteriores post ando liada con un nuevo proyecto, así que mi tiempo está bastante divido y tengo poco para visitas y demás ..., aunque ya queda poco y si todo sale bien la próxima semana verá la luz, y mi tiempo volverá a ser el de antes. Lo anhelo.
Macarons ... uno de mis pasteles preferidos, que siempre me transporta a mi amada Paris ... un bocado delicado, especial y único, como lo es esta ciudad.
Decir que mis preferidos son los de chocolate sería aventurarme demasiado, pero si os puedo decir que son uno de los que más disfruto, quizás por mi deleite con el chocolate ... son absolutamente deliciosos y con un sabor intenso a chocolate inigualable, añadido claro está por la buena calidad del chocolate. Hará unos meses compré varias tabletas de chocolate de cobertura de la marca Valrhona y tengo que decir que aunque su precio no es precisamente barato su sabor lo compensa totalmente y más aún cuando ves el efecto que produce allá donde lo pones ... de veras que es absolutamente maravilloso.

El jueves pasado como viene siendo habitual, nos reunimos para comer unas amigas, muchos de vosotros ya las conocéis, Bea, Begoña y Paloma, y como buenas food bloguers nos llevamos algo preparado ..., en esta ocasión llevé de postre estos macarons de chocolate. Lo disfrutamos muchísimo, inclusive el sábado nos volvimos a reunir para preparar macarons ..., creo que ya no tenéis excusas chicas, ya sabéis hacerlo, noo??


Se que muchos de vosotros aún no os atrevéis, pero os aseguro que están al alcance de todos, es cuestión de practicar, darle el punto a la masa y ajustar los tiempos de nuestro horno, puede sonar a demasiada complicación ..., pero os aseguro que es más fácil de lo que parece.
Aquí os dejo una foto de Paris, y de su pintoresca Place du Tertre, realmente hermosa y aunque hoy día sea muy turística, sigue siendo el corazón de Montmartre.

INGREDIENTES
4 claras de huevo
270 gr. azúcar glas
150 gr. almendras molidas
35 gr. de azúcar.
20 gr. de cacao en polvo (utilicé valrhona)

Relleno
150 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
160 gr. de chocolate negro (utilicé valrhona)
110 ml. de leche entera


MACARONS DE CHOCOLATE
  1. Lo primero que haremos será tamizar el azúcar glas, el cacao en polvo y las almendras molidas, esto nos hará que los macarons nos queden con una superficie lisa y sin grumos.
  2. Ahora montamos las claras de huevo, para ello ponemos en nuestro bol las claras y vamos batiiendo, cuando veamos que las claras empiezan a espumar añadimos el azúcar en forma de lluvia, continuamos batiendo hasta conseguir que tenga un punto firme.
  3. Con ambos ingredientes ya preparados, procedemos a incorporarlos, para ello espolvoreamos la mezcla de azúcar y almendras sobre las claras en forma de lluvia, mezclamos desde el centro hacia los bordes y girando el bol. La mezcla la tenemos que hacer de forma muy suave, ya que sino se nos hundirán las claras. Debemos obtener una masa fluida.
  4. Precalentamos el horno a 180º
  5. Ponemos una hoja de papel de hornear sobre nuestra bandeja. Vertimos la masa en una manga pastelera con una boquilla lisa (de unos 2 cm, nº8).
  6. Vamos formando los macarons sobre la bandeja (aproximadamente de unos 2,5 cm).
  7. Dejamos reposar los macarons de 30 minutos a una hora.
  8. Metemos la bandeja en el horno y bajamos la temperatura inmediatamente a 150º, y los dejamos cocer de 10 a 12 minutos.
  9. Cuando tenemos nuestros macarons cocidos, sacamos la bandeja del horno, y los dejamos enfriar.
  10. Pasamos los macarons a una rejilla para terminar de enfriar y seguidamente lo rellenamos.
  11. Podemos tomarlos el mismo día, pero si los dejamos un día como mínimo en el frigorífico estarán aún mejor.

Relleno
Ponemos la mantequilla en un bol y con la ayudar de un tenedor la vamos aplastando hasta conseguir que nos quede blanda y cremosa.

Troceamos el chocolate con un cuchillo de sierra y lo pasamos a un cuenco. Ponemos la leche en un cazo y la llevamos a ebullición. Seguidamente la pasamos al bol donde tenemos el chocolate y vamos mezclando suavemente hasta formar una masa homogénea.

Incorporamos la mantequilla a la mezcla anterior poco a poco, mezclamos cuidadosamente hasta que nos quede totalmente integrada.

Ahora ya tenemos nuestro relleno, lo pasamos a una manga pastelera y lo dejamos enfriar en frigorífico. Cuando este enfriada la añadimos a la base del macaron, tapamos con otra teniendo cuidado en su manipulación.

Nota: Las claras de huevo debéis de dejarlas de 2-5 días en el frigorífico, antes de usarla, o dejarlas 24 horas a temperatura ambiente, esto nos proporcionara una mejor textura en la masa.

Que lo disfrutéis

Related Posts with Thumbnails