Food & Cook: 1/07/08 - 1/08/08

31.7.08

OSSOBUCO

El Ossobuco es un plato típico de la gastronomía italiana, en italiano la palabra osso bucco significa hueso con hueco. Este plato es muy singular y fácilmente reconocible debido al corte de la carne, ya que no se deshuesa, manteniendo en el centro el hueso y cortándose con un tamaño grueso para que quede bien jugoso cuando se brasea al horno. Su carne es muy jugosa.
.

En casa es un plato muy apreciado, mi madre, excepcional cocinera a la cual admiro enormemente y es mi referente en la cocina, lo suele preparar de una forma sencilla y con ingredientes bien simples, el resultado un sabor que nos deja a todos hipnotizados, aunque la verdad sea dicha es algo bastante frecuente en sus preparaciones, borda todo lo que hace y con la cocina no podía ser menos.
Es un plato delicioso, con una carne muy jugosa, acompañada de una suave salsa originada por el horneado de verduras y acompañado de una sencilla pasta corta.

Hay algo que me gusta mucho de este plato y es la transformación visual que sufre, inicialmente es un simple braseado de carnes y verduras que los ves en el horno y no dice nada, ahora nada más preparar la salsa y presentarlo en el plato se viste de gala, pasando a ser un plato refinado y elegante. Me encanta.

INGREDIENTES:

  • 4 Rodajas de Ossobuco (ternera blanca)
  • 4 Cebollas
  • 2 zanahorias
  • 4 dientes de ajo
  • 1 vaso de tomate triturado
  • 1’5 vaso de vino blanco
  • 1.5 vaso de caldo de carne
  • pimienta
  • Sal
  • Aceite
  • 400 gr. pasta corta

PREPERACIÓN:

Lo primero que haremos será brasear la carne, así que la salpimentaremos y la pondremos en una fuente de hornear junto con los cuatro ajos, los cuales habremos aplanado antes con el cuchillo, y rociamos con aceite. Lo cocinamos en el horno, precalentado a 180º, durante 30 minutos.

Mientras preparamos las verduras, picando finamente las cebollas y las zanahorias..

Pasado el tiempo de braseado de la carne añadimos a la fuente de hornear la cebolla, la zanahoria, los granos de pimienta, unos 10 más o menos, el tomate triturado, el vino blanco y el caldo de carne, salamos la preparación y la volvemos a introducir en el horno durante dos horas aproximadamente, dándole vueltas a la carne.

.
Una vez esté listo el horneado, sacamos las rodajas de carne y las reservamos. Preparamos la salsa triturando finamente en la batidora o en la thermomix todo lo que nos ha quedado en la fuente, excepto los ajos y los granos de pimienta, los cuales retiraremos. Nos debe de quedar una salsa muy fina y ligeramente espesa.

La pasta la herviremos según nos indique el fabricante, y la rehogaremos levemente con un poco de aceite.

Ahora que ya tenemos todos los ingredientes listos, ya sólo nos queda emplatar, pondremos la carne junto a la salsa y lo acompañaremos con la pasta.

Buen Provecho

29.7.08

LAMINADO DE BERENJENAS AL AROMA DE ALBAHACA

Ahora que estamos en época de berenjenas es todo un placer disfrutar de tantas y tantas propuestas que circulan por la red de este manjar. Además tengo un montón de berenjenas que trajeron mis suegros de su huerto.
.
.
Esta verdura me encanta, normalmente la suelo preparar rellenas de carne, a la parrilla o fritas, que con miel son una exquisitez, pero no me resisto a probar más opciones, como esta que os presento hoy, es del blog de Sylvia La vida en Buenos Aires , del libro italiano " La cuchara de plata". Tengo que decir que son verdadera delicia, por no hablar del aroma que desprende mientras se cocina, estaba deseando que terminase el horneado, porque con ese olor que desprendia mientras se cocinaba daban ganas de tirarle un bocado al horno.
.


Podemos prepararlas como plato principal para una cena ligera, así las tomé anoche, o si lo deseamos, hacer una buena fuente y tomarla a modo de acompañamiento de un cualquier plato principal. Queda un horneado muy suave, coronado por una exquisita capa de hierbas aromáticas y queso parmesano. Sin duda os lo recomiendo. .

INGREDIENTES:
  • Berenjenas
  • Tomates
  • Mozzarella Fresca
  • Ajo
  • Hojas de albahaca fresca
  • Queso parmesano
  • Aceite
  • Sal

Mirad que colorido y que frescura presentan sus ingredientes antes del horneado

PREPARACIÓN:
Lo primero que haremos será preparar la verdura, pelando las berenjenas y cortándolas en láminas más o menos finas, cogeremos los tomates y haremos igual, los cortaremos en láminas.

Cortamos la mozzarella en láminas finas y las reservamos, rallamos un poco de queso parmesano, tampoco debe de ser mucho, no se trata de un gratinado, más bien de dar un toque al horneado.

Preparamos el picado aromático, cortando las hojas de albahaca y los ajos en trocitos pequeños, meclandolo posteriormente para que se liguen bien.

.


Ahora pasamos a presentarlos en la fuente, alternando una lámina de berenjenas, otra de tomate, otra de mozzarella y así hasta que rellenemos la fuente. A continuación salamos, ponemos la mezcla aromática por encima de la preparación y seguidamente regamos con el aceite y para culminar añadimos el queso parmesano rallado.

Lo metemos en el horno precalentado a 180º durante unos 3o minutos o hasta que las berenjenas estén tiernas.

La receta es muy simple y el sabor una gozada.

¡¡ Buen Provecho !!

28.7.08

PUDIN DE COCO


El viernes vinieron unos amigos a cenar a casa, Martina y Carlos, a ella le apasiona el coco, así que decidí prepararle un postre fresquito, suave y ligero, algo liviano para concluir la cena y no terminar la velada hinchados.

Encontré esta receta en el blog de Cilegina, me pareció simple y sencilla, y sin más y tras unos cambios me puse a prepararlos. Los preparé la tarde antes para que estuviesen bien fresquitos y el sabor se intensificase más. El resultado un pudin cremoso y con una textura muy fina.
,

.INGREDIENTES:
  • 300 ml de leche de coco
  • 300 ml de nata líquida
  • 100 gr. de azúcar
  • 1 sobre de cuajada
  • Cacao en polvo (opcional)
  • Coco (opcional)
PREPARACIÓN:

Indico la preparación de modo tradicional y con la Thermomix.

Con la Thermomix:

En el vaso de la thermomix, ponemos la nata, la leche de coco, la cuajada y el azúcar, batimos todo un poco para que se liguen los ingredientes y programamos 7 minutos, temperatura 90, velocidad 4.

Lo vertimos sobre los moldes que vayamos a utilizar y los metemos en el frigorífico, como mínimo seis horas, aunque como siempre en este tipo de preparaciones mejor de un día para otro.

Cuando lo vayamos a consumir lo decoramos a gusto de cada cual, yo puse un poco de cacao en polvo y unas tiras de coco natural. Podéis presentarlo tipo flan o en tarritos a modo de crema.

Modo Tradicional:

Vertimos en una olla la leche de coco, menos un vaso que reservaremos para diluir el sobre de cuajada, junto con la nata y el azúcar, y lo llevaremos a ebullición.

Al vaso de leche de coco que hemos reservado le añadimos el sobre de cuajada y lo disolveremos bien.

Justo cuando empiece a hervir la leche con la nata añadiremos el vaso reservado y removeremos hasta que hierva durante unos 3 minutos más o menos.

Lo vertimos sobre los moldes que vayamos a utilizar y los metemos en el frigorífico, como mínimo seis horas, aunque como siempre en este tipo de preparaciones mejor de un día para otro.

Cuando lo vayamos a consumir lo decoramos a gusto de cada cual, yo puse un poco de cacao en polvo y unas tiras de coco natural. Podéis presentarlo tipo flan o en tarritos a modo de crema.

¡ Que os aproveche !

23.7.08

ENDIVIAS GRATINADAS CON JAMON ( Chicon Gratin )

Hoy he preparado un plato tradicional de la gastronomía Belga, como son las endivias gratinadas, todo un clásico de su cocina y que en casa nos gusta mucho. Su gastronomía es excelente y muy enriquecedora debido a la aportación de las distintas regiones que comprenden el país y las costumbres que cada una de ellas ofrecen. La gastronomía flamenca combina la exquisitez de la comida francesa y la abundancia de la alemana.
.
Son muchos sus platos típicos, aquí os muestro alguno de los más representativos que iré preparando poco a poco, como los mejillones (mosselen o moules) acompañados de patatas fritas (frites), las endivias (chicon o endives) las cuales os presento hoy, Mechelse Koakoed un guiso clásico de pollo delicioso, el Waterzooi una cremosa caldereta flamenca y uno de los platos más apreciados por ellos o las Paling in't groen unas deliciosas aguilas, otra especialidad es el Stoofvlees o carbonada que es un estofado de carne guisado con cerveza y es una de las recetas más populares de la cocina flamenca, el Stoemp un exquisito plato de patatas, zanahoria y salsa de cebolla acompaño en ocasiones con salchichas, y para terminar algo dulce sus maravillosos gofres (wafflees o liège waffles otra variedad) todo un deleite para el paladar.

.
Esta verdura es una de las favoritas de los belgas y con frecuencia la suelen preparar de este modo, no en vano las endivias o achicorias, como también la llaman ellos, ha conquistado la cocina Belga desde que apareció en el Jardín Botánico de Bruselas en 1830, gracias a que su jardinero jefe que reservó una esquina del sótano para cultivar legumbres y hortalizas en invierno, pudiendo así reservar su cosecha de las frías temperaturas y de la congelación que en esta época se produce. Las endivias cosecharon un imparable éxito en los meses de invierno, propagándose más tarde al resto de países europeos. Así fueron los inicios de esta verdura que sedujo la gastronomía belga.
.

Las endivias gratinadas con jamón son un exquisitez, es una combinación perfecta de sabores, aunque en crudo son amargas una vez cocinadas desaparece el amargor dando paso a un horneado refinado con un sabor suave y cremoso. Esta preparación nos ofrece otra forma distinta de hacer las endivias fuera de lo que son ensaladas, que es la forma más común que tenemos en España de tomarlas. Su preparación es facilísima y el resultado un bocado delicioso.

INGREDIENTES:

Para dos personas
  • 4 endivias
  • 4 lonchas largas de jamón cocido (usé campofrío)
  • mantequilla
  • queso Gruyère (50 gr + el que usemos para gratinar)

Bechamel

  • 1/2 cucharada de aceite
  • 25 gr. mantequilla
  • 55 gr. harina
  • 400 ml. de leche
  • sal
  • pimienta
  • nuez moscada



PREPARACIÓN:

Tenemos que cocer las endivias, ya sean en una olla con agua y sal o al vapor, que es como yo lo hice, y dejarla hasta que estén tiernas, pero ojo, no deben de estar muy pasadas, pensad, que luego hay que hornearlas.

Una vez cocidas, las escurrimos muy bien, sobre todo si se ha cocido en olla, apretándolas con las manos y dejando escurrir bien todo el agua que tienen dentro.

Ahora cogemos la fuente donde la vayamos a hornear y untamos con mantequilla el fondo. Cogemos cada una de las endivias y las envolvemos con el jamón cocido, y las depositamos sobre la fuente.

Preparamos una bechamel, yo la hice en la th, y ponemos en el vaso el aceite y la mantequilla, programamos 1 min, temperatura 37, velocidad 2. Pasado este tiempo añadimos la harina y volvemos a programar 2 min, temperatura 100, velocidad 1.

Acabado el tiempo, añadimos la leche, sal, pimienta y nuez moscada, mezclamos 5 segundos en velocidad 7 y programamos 7 min, temperatura 100, velocidad 3.

Añadimos 50 gr. de queso gruyère rallado al vaso y mezclamos 5 segundos en velocidad 7.

Una vez tengamos la bechamel lista, cubrimos las endivias con ella y ponemos el resto del queso gruyère encima, como veis no indiqué cantidades ya que hay gente que le gusta con más y otras con menos, lo dejo a vuestra elección.

Lo metemos en el horno, precalentado a 180º grados y lo dejaremos 15 minutos. Pondremos las bandeja en la parte inferior del horno para que no se nos queme el queso.

Sacaremos del horno y estarán listas para comerlas, buen provecho y que la disfrutéis.

22.7.08

MELOCOTONES ANA

Esta es un sencilla y refrescante receta ideal para tomar a modo de cena ligera o como primer plato, la encontré en el blog de Julito, Pan pa hoy ... y hambre pa mañana un blog magnifico que recomiendo que visitéis ya que tiene recetas maravillosas con el añadido de que él es encantador.
.

La combinación de dulce y salado me encanta, y aunque los melocotones en almíbar suelen ser algo dulzones, o a mí así me lo parecen, preparados así no lo son para nada, es una unión perfecta de ingredientes, los cuales admiten muchas posibilidades, algo que me gusta mucho cuando hablamos de ensaladas, ya que puedes quitar y poner a tu antojo, en esta ocasión le añadí pepinillos en vinagre, me gusta ese punto fuertecito junto a la mayonesa.

Es muy socorrida para esos momentos en los que no nos apetece meternos de lleno a cocinar y como veis el resultado es rico y muy atractivo, la mezcla de colores es todo un placer.
.

Se sirven muy muy fríos, por lo que son ideales para estos días de intenso calor, por lo menos aquí en Málaga, ¡¡ creo que nos vamos a derretir ¡¡.

INGREDIENTES:

  • Melocotones en Almíbar
  • 6 Palitos de Cangrejo (utilice Krisia)
  • 1 Lata de atún en aceite
  • Media cebolla
  • 3 pepinillos en vinagre
  • Rúcula
  • Mayonesa
  • Mezcla de hojas de lechuga (para la ensalada de acompañamiento)

PREPARACIÓN:

Enjuagamos los trozos de melocotón y descarnamos un poco, con mucho cuidado, el interior de los mismos para poder rellenarlos. Damos la vuelta y sobre la parte esférica hacemos un mínimo corte para que queden firmes en el plato.

Picamos los palitos de cangrejo y el pepinillo en dados muy pequeños y la cebolla muy picadita, lo más que podáis. También picamos unas hojitas de rúcula, le dará un toque refrescante a la mezcla.

Ahora en un bol, mezclamos la cebolla, los pepinillos, los palitos de cangrejo, la lata de atún bien escurrida, la rúcula y la mayonesa. Ligaremos muy bien y lo meteremos en el congelador unos cinco minutos, de este modo estará bien frío.

Pasado este tiempo, rellenamos los melocotones y lo decoramos a gusto de cada cual. Yo los presento acompañado de una pequeña ensalada de hojas de lechuga, con cebollita picadita, laminas de tomates cherry y la carne del melocotón que retiramos anteriormente junto con un buen aliño.

Pues listo para comer, como veis se prepara en un abrir y cerrar de ojos.

! Buen provecho ¡

16.7.08

FLAUGNARDE DE MELOCOTON ( Flaugnarde aux Pêche )

Antes no era de comer pasteles con frutas, no sé si era porque los que tomaba de pastelería me parecían demasiado dulzones y la masa que lo contenían, tampoco era de mi agrado, el caso es que no me gustaban, pero tras mi pequeña introducción en el mundo de la gastronomía francesa he descubierto que los adoro, sobre todo los caseros pues son una verdadera delicia.
..

Hoy aprovechando que tenía bastantes melocotones en casa me decidí por preparar una flaugnarde, que es un pastel originario de la región francesa de Limousin, y que como ya explique en la receta de clafoutis de cerezas la flaugnarde es una variante de la clafoutis y la principal diferencia que posee es que se incluyen frutas distintas a las cerezas, las más tradicionales son las de manzana y pera.

Tiene una textura muy suave, cremosa y la firmeza justa para poder degustar un trozo si optamos por hacerlo en un recipiente grande o tomarlo con cuchara si lo presentamos en raciones individuales, opción ideal si tenemos invitados. En esta ocasión hice las dos variantes, así veis las posibles presentaciones de una y otra.

Es un postre delicioso de tomar, en casa somos unos incondicionales de esta preparación, este en concreto con melocotón nos fascina, aunque aviso, el olor que desprende mientras se cocina puede crear adicción, así que no digáis que no os avisé, es tremendo.

INGREDIENTES:

  • 3 melocotones grandes
  • 100 gr. harina
  • 100 gr. azúcar
  • 4 huevos
  • 200 ml. de nata
  • 50 ml. de leche
  • 50 gr. mantequilla
  • 2 cucharadas de esencia de vainilla


PREPARACIÓN:

En un bol o en el vaso de la th batimos los huevos , añadimos el azúcar junto con la leche, la vainilla y la nata y volvemos a batir, incorporamos la mantequilla y batimos muy bien para que quede bien impregnada y no haya grumos, seguidamente añadiremos la harina y lo mismo, la ligaremos bien.

A continuación pelamos los melocotones y lo cortamos en dados pequeños, si optáis por la opción individual podéis cortar el melocotón por la mitad y laminarlo.

En un molde, previamente untado con mantequilla, ponemos la mitad aproximadamente de los los melocotones, vertimos encima la mezcla y luego pondremos el resto del melocotón encima.

La meteremos en el horno precalentado a 180º y lo dejaremos unos 40 min. o hasta que pinchéis con un palito y veáis que sale limpio, de todos modos es fácil de reconocer cuando está lista, ya que adquiere un precioso tono dorado.

¡ Bon Appetit !

HEMC 24

14.7.08

PUDDING DE CAFE Y CHOCOLATE

Este fin de semana ha sido muy intenso ya que no hemos parado un segundo en casa, sólo un pequeño ratito el sábado por la tarde antes de irnos a casa de unos amigos a una barbacoa. Me pidieron que llevase el pudding de chocolate que nos tomamos la noche de san Juan y que tanto les encantó.
,
Como eramos muchos tenía que preparar dos, así que vi esta receta en el blog Mis deseos más dulces y me lancé a ella, le hice un pequeño cambio en la cobertura, y se la puse de chocolate fundido, y es que todos somos bastante chocolateros. El resultado fue un pudding muy suave y con una mezcla de chocolate y café deliciosa, estaba muy frío lo que hacía que los sabores se intensificasen mucho más, realmente rico y muy fácil.
.
.
INGREDIENTES:
  • 400 ml leche condensada
  • 600 ml de nata vegetal
  • Bizcochos
  • Café
  • Cacao en polvo

Cobertura

  • 200 ml. de nata
  • 200 gr. de chocolate fondant
  • 60 gr. de mantequilla
  • Licor de café (opcional)

.


PREPARACIÓN:
En un bol o en la thermomix ponemos la leche condensada y la nata vegetal y las montamos hasta que adquieran una textura firme.
Preparamos café y en el molde que vayamos a utilizar vamos poniendo los bizcochos mojados en el café hasta formar una capa.
.
Luego pondremos una capa de la nata que hemos montado y otra de cacao en polvo, continuaremos con otra capa de bizcochos y otra de nata. Luego lo introducimos en el congelador durante una hora aproximadamente para que se endurezca un poco, así nos quedará más firme para verter la cobertura de chocolate.
.
Para la cobertura ponemos en el vaso la nata y programamos 5 minutos, a temperatura 100 y velocidad 1. Seguimos en velocidad 1, ya sin temperatura, y vamos añadiendo el chocolate en trocitos uno a uno, por la boca de la tapa y un poquito de licor de café. Cuando observemos que esta totalmente derretido, es rápido este proceso, añadimos la mantequilla. Vamos subiendo la velocidad, lentamente, hasta que todo quede bien mezclado.
Sobre el pudding vertimos la cobertura y la adornamos, la meteremos en el frigorífico tapada con un films transparente y la dejaremos 24 horas, de este modo quedará bien frío y con los sabores más intensificados.
,
Buen Provecho

13.7.08

KIND BLOGGUER AWARD 2008 Y LUZ INTERIOR

Otra vez recibo una grata noticia de parte de Mil Postres y es este premio kind Blogger 2008, el cual recibo con gran ilusión, ya que siempre es de agradecer que se acuerden de uno. Gracias de todo corazón.



Tambien recibí el premio luz interior que me llegó de Ernestina y de La maleta de Boston , a las que igualmente les agradezco que me lo hayan concedido. Muchas gracias


En esta ocasión me los voy a quedar en casa como regalo de los 4 años de casada que hice esta semana. Así que todo para mí.

11.7.08

RISOTTO DE CALABACIN - RISOTTO DI ZUCCHINE

El risotto es un plato típico de la gastrónoma italiana y es la forma más común que tienen los italianos de preparar el arroz, es originaria de la zona norte del país donde se produce gran cantidad de arroz. Su origen es humilde y está muy ligado a la vida de los campesinos, su preparación es algo más elaborada, pero no conlleva ningún grado de dificultad.
.

Son 5 los pasos básicos y fundamentales a seguir en su preparación, primero sofreír, luego tostar el arroz, añadir vino, añadir el caldo y por último el mantecado final.

1. SOFRITO
Cortaremos las verduras seleccionadas para la receta en cuestión, según hayamos picado la verdura más o menos fina, nos proporcionará un aroma más intenso o menos, cuanto más fina esté picada, mayor será el perfume. Elegiremos entre una buena mantequilla o aceite para sofreír las verduras, y cuando el aceite esté caliente las añadiremos y las dejaremos sudar suavemente.


2. TOSTADO DEL ARROZ
El mejor arroz para realizar el risotto es el específico indicado para ello o arroz arbóreo, él cual añadiremos al refrito y lo mezclaremos con el, hasta que se impregne bien y adquiera un tono casi transparente. Este paso es muy importante ya que es aquí donde el arroz suelta su almidón dando la consistencia cresoma al risotto.

3. EL VINO
Añadiremos el vino en la cazuela el cual puede ser blanco seco o tinto, moveremos bien, y subiremos la temperatura de la cocción para que se evapore y volveremos nuevamente a la temperatura inicial.

4. EL CALDO
Este es un punto muy importante para el éxito de un buen plato de risotto, dependiendo del tipo de risotto que vayamos a cocinar el caldo será de carne, verdura o pescado, etc. el cual iremos añadiendo poco a poco, cada vez que vayamos viendo que el arroz lo va absorviendo, y siempre sin dejar de remover, hasta que veamos que el arroz está en su punto ni duro ni pasado, normalmente suele tardar unos 15 minutos aproximadamente.
Algo muy importante es que el caldo que vamos añadiendo debe de estar caliente, si estuviese frío nos rompería la temperatura de cocción de los alimentos, así que debemos de tenerlo previamente calentado.

5. EL MANTECADO
Mantecar es añadir mantequilla o aceite y el queso a la preparación, esto será lo que nos dará el toque final al risotto el cual nos dará una textura melosa. Aquí ya habremos retirado la olla del fuego y añadiremos la mantequilla y el queso y mezclaremos suavemente hasta que se derritan, lo dejaremos reposar tapado con un paño unos 2 ó 3 minutos. y ya estará listo para servir.
El queso que utilicemos es mejor si lo rallamos en el momento y su cantidad es de unos 15 gr. aproxidamente por persona.
.
Estas son las fases principales en la elaboración general del risotto, como veis es fácil, solo alteraremos los ingredientes dependiendo del risotto que hayamos elegido, lo cual nos dará mil y una propuestas.

También lo podemos elaborar en la thermomix, yo siempre lo he preparado manualmente, pero ayer me decidí a probarlo en la th y buscando recetas encontré esta en el blog de cuchara de palo, quedó muy bueno, practicamente igual que cuando lo haces de forma tradicional.

Es un plato exquisito, el sabor refinado y meloso, una verdadera delicia para el paladar, para mí una de las mejores formas de tomar arroz.
.
INGREDIENTES:
  • 1 cebolla
  • 1 calabacín
  • 2 dientes de ajo
  • 60 gr de aceite de oliva
  • 300 gr de arroz
  • 50 gr de vino blanco
  • caldo de pollo
  • queso rulo
  • 25 gr de mantequilla
  • 50 gr de queso parmesano
  • sal

.

.

PREPARACIÓN:

Ponemos en el vaso la cebolla y los dientes de ajo y picamos durante 3 segundos en velocidad 5, a continuación añadimos el calabacín cortado en dos o tres trozos grandes y picamos nuevamente otros 3 segundos en velocidad 5

Añadimos el aceite y lo rehogamos durante 8 minutos, velocidad cuchara, temperatura varoma y giro a la izquierda.

Pasado este tiempo pondremos la MARIPOSA, y el añadimos el arroz junto con el vino y programamos 1 M, T 100º, V cuchara y giro a la izquierda. Terminado el tiempo volvemos a programar 1 minutos más pero sin el cubilete, así dejaremos que el vino se evapore.

Ahora es el momento de añadir el caldo al arroz, el cual debe de estar caliente, esto es algo muy importante, así que programamos 16 M, T 100º, V cuchara y giro a la izquierda, el cual iremos añadiendo poco a poco el bocal a medida que vayamos viendo que se va absorviendo, cuidado no dejar en ningún momento que se quede totalmente seco.

Cuando haya transcurrido el tiempo mantecaremos añadiendo el queso de cabra, la mantequilla y parmesano y programaremos 3 M, V cuchara y giro a la izquierda.

Despues serviremos con un poco de parmesano por encima, como veis es bien fácil y el sabor inmejorable.

Buen provecho

8.7.08

GAZPACHO DE MANUELA

El gazpacho es un plato típico de nuestra gastronomía, más concretamente de Andalucía, cuna de muchas de la comidas consideradas típicamente españolas.

Posiblemente sea una los platos más antiguos de nuestra cocina, su origen data de la época romana o árabe, en la que preparaban un majado con los ingredientes bases del gazpacho, pan, ajo, vinagre, aceite de oliva y sal, a la que le añadían agua, formando así una bebida refrescante que aporta hidratación y sales minerales.
.

El gazpacho era un plato popular entre la gente humilde y trabajadora, era muy consumido por los campesinos, ya que estos tenían que pasar largas horas al sol y esta comida les proporcionaba la hidratación necesaria para soportar las duras condiciones climatológicas de los calurosos veranos, en los que es fácil superar los 40º de temperatura en Andalucía.

El gazpacho típico que todos cocemos hoy día con tomate no llegaría a Europa hasta que se produjese el descubrimiento de América, ya que este es un fruto originario de ese continente. Desde entonces el tomate ha formado parte principal del mismo, dándole ese color anaranjado característico del gazpacho
.

El gazpacho ha pasado de ser un plato humilde a formar parte de los platos estrellas de nuestra gastronomía, incluso los grandes chefs han elaborado novedosas propuestas, reinventando así el típico gazpacho con imaginativas variantes, como por ejemplo la inclusión de la fruta como parte de sus ingredientes.

Existen muchas variedades de este plato, en málaga es muy típico el ajoblanco, que no es más que un gazpacho sin tomate y con almendras.
.

Mi abuela lo preparaba añadiendo almendras, ingrediente originario en la variante malagueña del gazpacho. Ella era una gran conocedora de la gastronomía, con una gran conocimiento de la especias y del uso de las mismas, influencia esta que nos dejaron los árabes en Andalucía. Ella nos inculcó a todos la pasión por la cocina, la importancia de una buena alimentación, en definitiva nos hizo amar el mundo gastronómico.

La pasión que siento por el mundo de la cocina, se lo debo absolutamente a ella, ella fue quien me enseñó todo lo que hoy sé, y no sólo en la cocina sino en todo, aún recuerdo los días de vacaciones que pasábamos cocinando, charlando animadamente en la cocina, elaboraba como nadie los platos tradicionales aunque como buena cocinera le encanta descubrir nuevas recetas, nuevos productos, recuerdo cuando veníamos el programa de Karlos Arguiñano, que en aquellos momentos fue una revolución, y preparar al día siguiente sus propuestas.
Si hoy en día vivieses seguro que tendrías un blog, o quizás ambas compartiríamos este, como compartimos tantas y tantas cosas bonitas que viví junto a ti, una vida llena de amor, generosidad, tolerancia, lucha y respeto, absoluto respeto hacía todo el mundo, algo que supiste transmitir a tu familia, la cual te recuerda cada día en cada pequeña acción, porque fuiste y sigues siendo nuestro referente.
.
¿Conocéis ese sentimiento en el que alguien te hace sentir que eres el centro del mundo? pues así te hacía sentir ella cada segundo que estabas a su lado. Te quiero abuela.
.
INGREDIENTES:
  • 80 gr. almendras peladas
  • 700 gr. tomate
  • 1 ajo
  • 100 gr. pan duro
  • 700 ml. de agua
  • 50 ml de aceite
  • 80 ml de vinagre
  • sal
PREPARACIÓN:

Podéis prepararlo en una batidora o en la thermomix, yo lo preparo en la th, es rápido y sale muy fino.

Poner las almendras en el vaso y triturar hasta que queden como una harina fina, añadir el ajo y el tomate y triturar nuevamente, hasta conseguir una pasta tipo puré, pero fina.

Añadiremos el pan, que previamente habremos mojado en el agua, junto con el agua, el aceite y el vinagre y volvemos a triturarlo todo, hasta que nos quede un caldo muy muy fino.

.

Lo pasamos al recipiente que deseemos y lo metemos en el frigorífico, bien frío es toda una exquisitez.

Un detalle a destacar, las almendras deben ser frescas, ya que de ello depende el éxito de este plato.

La cantidad de agua es orientativa, ya que eso va en gustos, a nosotros nos gusta más bien espesito, pero si os gusta claro, solo tendréis que añadir más agua.

¡ Buen Provecho !

4.7.08

CLAFOUTIS DE CEREZAS CON CHOCOLATE

Nuevamente clafoutis, y es que en casa nos gusta mucho, encima si a eso le añadimos que estamos en época de cerezas pues da como resultado clafoutis de todo tipo, esta vez opté por hacer la del libro "Chocolate" de Julie Andrieu, el cual me está dando muy buenos momentos, ya que por ahora todo lo que he preparado me ha gustado bastante.
.

Esta en concreto debo de decir que me resulta más casi un pastel que una claofutis propiamente dicha, pero esto es una percepción muy particular, ya que yo cada vez que le añado las almendras molidas, ya sea en esta versión chocolateada como sin ella, me da más la sensación de pastel, quizás porque tiene una textura más densa que la otra receta de clafoutis que tengo en el blog que es más suave, algo así como un flan pastelero.
.

En esta ocasión opté por prepararla en un molde grande a modo de tarta, quedó con una textura firme, pero muy jugosa.
.
INGREDIENTES:
  • 40 cerezas (aproximadamente)
  • 20 cl de nata líquida
  • 2 huevos
  • 70 gr. de chocolate negro
  • 50 gr. de azúcar
  • 30 gr. de harina
  • 100 gr. de almendra molida
  • sal
  • almendras fileteadas para la decoración (opcional)

PREPARACIÓN:

En un bol batimos la nata con el azúcar y cuando estén bien ligados añadimos los huevos, la almendra molida, la harina tamizada y un pechizco de sal, y lo mezclamos todo bien hasta que adquiera una masa homogénea.

Derretimos el chocolate, al baño maría o en el microondas, y se lo añadimos a la mezcla anterior, moviendo bien para que quede todo bien impregnado de chocolate.

Untamos el molde que vayamos a utilizar con mantequilla y repartimos sobre él las cerezas, deshuesadas o no, y las cubrimos con la mezcla de chocolate por encima.

.


Lo metemos en el horno precalentado a 160º, durante 30 minutos aproximadamente o hasta que pinchemos y veamos que sale limpio.

Pasado el tiempo, lo sacamos del horno y lo dejamos que se entibie y decoramos a gusto de cada cual.

La clafoutis se debe de servir siempre a temperatura ambiente, es deliciosa tibia.

2.7.08

QUICHE DE ALCACHOFAS

Como ya sabéis soy una incondicional de la quiche, es raro la semana que no preparo una, y es que son tan fáciles y están tan ricas, que quien puede resistirse a ello. Son muy versátiles ya que puedes preparar una cena exquisita con ellos o optar por algo más informal y llevártelos al campo, playa, en tentempié a media mañana, etc, en fin tantas posibilidades como cada uno desee.
.

Esta noche nos hemos ido a la playa, algo que entre semana nos gusta muchísimo, caminar por la orilla, ver la caída del sol, darnos una baño casi al anochecer y luego plantar nuestros panderos sobre nuestras toallas y sentarnos como si de un picnic se tratara a cenar allí, escuchando el romper silencioso de las olas, la suave brisa y viendo el reflejo de la luna sobre el mar, es algo sencillamente maravilloso.

Para sorpresa de muchos en la playa a estas horas hay mucha gente, claro está, distinta del "publico" que va a las 12 de la mañana a tomar el sol. El paseo maritimo es un hervidero de gente cada noche, sí sí, cada noche, da igual que al día siguiente se trabaje, gente paseando, otros patinando, en bicicleta, corriendo, los chiringuitos siempre llenos, desprendiendo ese maravilloso olor a espetos asados, y es que se respira vida, alegría.

.

Tenemos que disfrutar al máximo de la naturaleza que nos rodea y no dejarla pasar como si nada, a veces uno tiene maravillas dentro de su ciudad y no las valora, disfrutemos de ellas porque en cada rinconcito del mundo hay un sitio grato para relajarse, divertirse y estar al aire libre.

INGREDIENTES:
  • 1 paquete de hojaldre
  • 2 botes de cogollos de alcachofas
  • 150 gr. de salami
  • 1/2 pimiento verde
  • 1/2 pimiento rojo
  • 50 gr. de parmesano rallado
  • 200 ml. de nata líquida
  • 50 ml de leche
  • 2 huevos
  • sal
  • pimienta
  • orégano

PREPARACIÓN:

Extendemos la masa de hojaldre sobre el molde que vayamos a utilizar, previamente engrasado con mantequilla y enharinado.

Cortamos en trocitos los cogollos de alcachofas y los dejamos escurrir bien, esto es una parte muy importante del éxito de esta quiche ya que de lo contrario nos soltaría mucha agua en el momento de la cocción y nos dejaría mojado todo la quiche, yo os recomiendo que lo dejéis al menos media hora. Cortamos el salami y los pimientos en dados y reservamos.


Con una batidora o thermomix, mezclamos el queso parmesano rallado, la nata, los huevos, la sal y la pimienta y lo batimos todo muy bien hasta que estén bien ligados todos los ingredientes.

A continuación disponemos las alcachofas sobre el hojaldre y repartimos entre medias el salami y el pimiento y añadimos un poquito de orégano por encima.


Regamos todo con la mezcla de queso y nata y lo introducimos en el horno previamente precalentado a 180º durante unos 40 minutos aproximadamente o hasta que pinchemos y veamos está bien hecho.
.

A disfrutar de esta quiche, donde y como querías.
.

Related Posts with Thumbnails